Las redes y los niños

Redes sociales y niños

Altion Soluciones cree, como no podía ser de otra manera, en la innovación tecnológica, pero esta evolución ha de ser meditada y controlada por nosotros.

En el artículo de hoy no vamos a dirigirnos a empresarios, hoy nuestro mensaje es para los padres y es, sobre todo, un mensaje de comprensión con los menores.

Vamos a comenzar con unos datos:

  • Niños de 10 años o menos: uno de cada tres tiene móvil.
  • Niños entre 10 y 13 años: siete de cada diez tiene móvil.
  • Adolescentes entre los 13 y los 15 años: nueve de cada diez tiene móvil, llegando a promediar 2 horas de navegación diaria en redes sociales.
  • El 65% de la población navega a diario en internet.
  • En este punto no vale arrepentirse de haberles regalado su teléfono, ahora toca enseñarles a utilizarlo.

Recuerdo cuando era pequeño como jugaba en la calle sin que me tuvieran localizado, recuerdo como mis padres me decían que no hablase con desconocidos, hasta recuerdo escribirle cartas a mis primeras novias; ahora las cosas han cambiado: los niños y adolescentes pasan menos tiempo en la calle, se juega menos en la calle.

Nuestros hijos pertenecen a una generación que lleva la Tecnología en el ADN, pero debemos entender las dificultades sociales que el manejo de las redes conllevan y a partir de aquí ayudarles a utilizarlas de una forma responsable; cuando hablo de las dificultades sociales me refiero, por ejemplo, a hacerles entender la trascendencia de lo que dejamos por escrito. Yo no aprendí hasta mi incorporación a la vida laboral que debía tener cuidado con lo que escribía, pero nuestros hijos deben aprender esto mismo con 13 años, con 13 años deben aprender normas sociales básicas en la comunicación escrita, deben aprender que las bromas y/o la ironía o el sarcasmo pueden no ser comprendidas por el lector al otro lado. deben entender que, incluso, un error escrito puede tener consecuencias legales, en este caso consecuencias legales para los padres.

Es importante tener en cuenta que la responsabilidad de los padres por actos ilícitos cometidos por sus hijos, como los agresores en supuestos de ciberbullying, es una responsabilidad casi objetiva o responsabilidad por riesgo, justificada por la falta del deber de vigilancia que los padres deben tener sobre los hijos sometidos a su potestad, y además, con presunción de culpa, es decir, que no sirve de excusa ampararse en que el menor no es culpable porque es pequeño e inmaduro y no sabe lo que hace, pues la responsabilidad deriva de la culpa propia de los padres o representantes legales por omisión del deber de vigilancia sobre sus hijos.

Ufffffff, ¡que agobio!, ¿verdad?. Tranquilidad, de la misma forma que podemos encontrar multitud de apoyos educativos para la "vida analógica" de nuestros hijos, podemos encontrar estos mismos apoyos para su "vida digital", pero hay un principio: evitar el pánico.

En primer lugar no podemos olvidar que somos educadores y que la vida digital, salvo en casos excepcionales, no es tan diferente de la vida analógica y si hemos podido educarles en las normas de convivencia social podemos hacerlo de forma que incluyamos esta otra vida. No vemos como nuestros hijos se comportan cuando van con los amigos/as a en un centro comercial y esto nos inquieta menos que cuando les vemos horas con el móvil ¿por qué tenemos este miedo? yo he podido ver con los años que las generaciones posteriores a la mía mantenían un contacto físico mayor y ahora veo como otra generación es capaz de mantener ese contacto físico y, además, relacionarse a través del móvil y no me asusta especialmente.

En general las normas son las mismas:

  • No hables con desconocidos.
  • Di gracias y por favor.
  • No trates a otros como no quieres que te traten a ti.
  • etc.

En muchos sitios he leído que los padres debemos convertirnos en tecnológicos para poder guiarles, sólo estoy de acuerdo en parte, con casi toda seguridad nos van a tomar ventaja en el uso de estas herramientas pero si convertirnos en tecnológicos nos ayuda a dejar el miedo a un lado ... ¡fantástico!

Tampoco podemos olvidar dos asuntos bien importantes:

  • El número de horas que nosotros estamos con nuestros móviles, ellos nos están mirando.
  • ¿Por qué consideramos que las redes son tan malas para ellos y no para nosotros? claro que hay riesgos en las redes, diferentes que en la calle, pero de verdad ... ¿no vamos a pensar en todo lo positivo que tiene su uso? pueden mantener relaciones con familia lejana, les cambiamos de colegio y no pierden a los amigos del anterior, su círculo social es mucho más amplio de lo que era el nuestro ... hasta podemos hablar con ellos por las redes cuando les llamamos desde la cocina y no nos escuchan.

Para terminar os dejamos unas reglas básicas (procedentes de la Dirección General de la Policía):

  • Debemos conocer cuales son las edades mínimas para el uso las aplicaciones.
  • Fijar normas acerca del uso de la tecnología, la Policía Nacional incluso ha generado un contrato tipo que los padres podemos firmar con nuestros hijos y que incluye nuestro compromiso de "respetar su intimidad con amigos reales dejándoles espacio para hablar de sus temas siempre que lo hagan con respeto". Nuestros hijos deberán "asumir que, hasta que no sean mayores, sus padres conocerán siempre los códigos, contraseñas de su teléfono y su mail, juegos, fotos, vídeos y apps... para su posible supervisión".
  • Inculcar la importancia del respeto en la red.
  • Los menores deben conocer la importancia de proteger su intimidad.
  • Las padres debemos saber que hacen en internet. La revolución tecnológica es imparable y nuestros hijos ya se han subido a ella. Es nuestro deber acompañarles en este camino, educarles y explicarles los peligros a los que se enfrentan. El mundo virtual puede ser tan dañino o más que el real si no anticipamos y prevenimos comportamientos que, claramente, rechazaríamos en nuestro día a día pero que en las redes sociales se vuelven impunes gracias al anonimato.

 

Luis Meca Rodríguez de Rivera

Director Técnico de Altion Soluciones

Tipos de empresarios y personas

Tipos de empresarios

Hace unas semanas recibí un seminario en el que se hablaba del Marketing Online y uno de las asuntos que expusieron fue "¿qué tipos de empresario existen?". Los clasificaban así:

  • Dependiente
  • Independiente
  • Interdependiente

En este punto ya había gente que se definía con orgullo como el empresario independiente.

La ponente pasó a describir cada uno de ellos:

  • Dependiente

Aquel empresario con una cualificación mayor o menor y con un criterio limitado acerca de algunos asuntos. Este tipo de empresario soluciona su limitación con una delegación completa de funciones.

Error: si no tienes un mínimo criterio de los asuntos que delegas pueden pasar muchas cosas, pero una de ella es que perderás el control de tu negocio.

  • Independiente

Este es el guay, el grupo al que muchos quieren pertenecer. Es ese tipo de empresario que tiene criterio o cree tenerlo sobre muchos ámbitos del negocio. Hasta tal punto lleva su independencia que no necesita delegar porque, en realidad, no confía en que nadie vaya a hacerlo tan bien como él. Controla las finanzas del negocio, controla los Recursos Humanos, la Tecnología, incluso controla si el servicio de limpieza ha cambiado todas las bolsas de basura de la oficina.

Error: aunque esté dotado de todas las especializaciones necesarias para dirigir todos los departamentos de una empresa fallará, entre otras cosas, por desbordamiento y esa tendencia a saberlo todo de todo le llevará de una forma inconsciente a contratar personal con un nivel de preparación inferior.

  • Interdependiente

Este es el grupo al que todos deberíamos pertenecer. Es este tipo de persona que está en formación continua y que trata de tener criterio acerca de diferentes áreas, es este criterio el que le permite seleccionar a un personal cualificado, es este tipo de persona que se rodea de un buen grupo de asesores y/o jefes de departamento en el que puede delegar, pero no sólo delega en ellos, aprende de ellos para aumentar su conocimiento y poder resolver problemas de forma conjunta.

Dificultad: tiene que confiar en los demás.

He empezado este texto hablando del Marketing Online y nada de lo aquí escrito parece tener relación con ello, pero si hablamos de Diseño Web, Plan de Comunicación, SEO, SEM, Redes Sociales,etc. ¿somos dependientes, independientes o interdependientes?

Tras este seminario no me he quedado pensando sólo en el tipo de empresario que somos o queremos ser sino también en el tipo de persona que somos o queremos ser.

 

Luis Meca Rodríguez de Rivera

Director Técnico de Altion Soluciones